Alergias en la piel relacionadas con el frío

De | 22 noviembre, 2017

Durante los cambios estacionales se produce un aumento considerable en la aparición de alérgenos, que provocan una reacción exagerada de nuestro organismo y, en particular, en el sistema inmunológico. Los alérgenos son sustancias que pueden producir hipersensibilidad, que está predispuesta en algunas personas o familias.

Estos alérgenos, sumados a factores como la llegada del frío, el aumento de la humedad ambiental o la bajada de temperaturas, propician la aparición de alergias cutáneas, más conocidas como alergias de la piel. Y es que, con el frío y los cambios de temperatura, las reacciones alérgicas son más frecuentes.

Para que conozcas algunas de las más comunes, desde el Centro Dermatológico Dr. Javier Bassas os dejamos un breve resumen, así como algunas recomendaciones para paliar sus efectos.

Dermatitis atópica

La dermatitis atópica es un proceso inflamatorio de origen alérgico en la piel, que se presenta en la primera infancia, en bebés y en adultos. Se caracteriza por causar picor y por erupciones en zonas de pliegues como brazos, cuello y cara.

La llegada del otoño, el frío, los contrastes térmicos y la sequedad del hogar, debido a la calefacción, produce que la piel se reseque y se escame. La acumulación de células muertas impide que la epidermis se nutra como es debido.

Por ello, es importante que desde la clínica de dermatología se pueda realizar un diagnóstico, para conocer así el procedimiento más adecuado para dicha alergia, como utilizar un jabón pH neutro o algunas cremas amoldadas a cada necesidad.

Urticaria a frigore

Cuando las temperaturas caen en picado aparece la urticaria por frío. Se trata de una reacción cutánea que aparece cuando la piel se expone a un cambio brusco de temperatura. Al entrar en contacto con temperaturas bajas, aparece picor, ronchas e hinchazón intensa.

Esta reacción aparece de forma inmediata y desaparece entre los 30 minutos y las dos horas siguientes a la reacción, cuando la piel se calienta de nuevo. Dicha urticaria puede afectar a cualquier zona del cuerpo.

Además, puede ser desde unos pocos milímetros hasta áreas extensas de la piel, y es importante no ingerir medicamentos que puedan empeorarla.

Ácaros del polvo

Las erupciones en la piel como reacción alérgica a los ácaros del polvo es otra de las alergias que reaparecen con frecuencia.  El ácaro es un pequeño parásito que prolifera en los hogares y fibras textiles.

En épocas como el otoño o el invierno, debido a la calefacción y a una menor ventilación de los hogares, a causa de la lluvia y el frío, es cuando los alérgicos a los ácaros del polvo sufren los mayores síntomas. Además de reacciones cutáneas, se puede inflamar el revestimiento de las fosas nasales, causando estornudos, tos y falta del aire.

Durante los meses de frío, las alergias cutáneas reaparecen con fuerza y se deben tomar medidas de precaución. Promover el uso de ropa de algodón o hilo, evitar la exposición de la dermis a temperaturas extremas, promover la higiene de las manos y uñas o mantener la piel hidratada, son algunas de las recomendaciones a seguir.

Si quieres más información sobre las alergias de la piel, ponte en contacto con nuestros profesionales dermatólogos.

Puedes encontrarnos en el Centro Dermatológico Dr. Javier Bassas, en C/ Balmes 24 1º 1ª (Esquina Gran Vía),  o en la consulta del Centro Médico Teknon, en C/ Marquesa de Vilallonga 12.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *