La exposición solar y el cáncer cutáneo

Existen numerosos tipos de cáncer cutáneo, pero hay algunos más relacionados que otros con la exposición al sol. Y es que, como hemos mencionado en alguna ocasión, el exceso de sol y los efectos de los rayos ultravioletas sobre la piel, en ocasiones, pueden resultar fatales.

Para que conozcas un poco más el cáncer cutáneo y los tipos que hay, a continuación, desde el Centro Dermatológico Dr. Javier Bassas detallamos algunos de los más frecuentes.

Melanoma

El melanoma maligno es un cáncer cutáneo que se origina en el melanocito, es decir, la célula que confiere pigmento a la piel, aunque no sólo afecta a ésta, sino que puede aparecer en mucosas, en los ojos y en el tubo digestivo. Además, es más frecuente en personas de piel clara, aunque no de forma exclusiva.

Algunos de los factores de riesgo relacionados con el melanoma son personas con pelo rubio o pelirrojo, piel clara, ojos claros, múltiples lunares, exposición frecuente al sol, quemaduras solares, antecedentes familiares de melanoma maligno, inmunosupresión, etc.

A la hora de detectarlos, signos como los cambios en lunares existentes o la aparición de nuevas lesiones pigmentadas pueden ser reveladoras, por lo que es fundamental consultar son un profesional dermatólogo para valorarlo.

Carcinoma Basocelular y Carcinoma Escamoso

El carcinoma basocelular y el carcinoma escamoso son los cánceres más frecuentes en humanos.

El carcinoma basocelular es un tipo de cáncer cutáneo que se origina de las células basales de la epidermis. Generalmente, suelen ser tumores de crecimiento lento, que se presentan como pequeñas lesiones sobreelevadas y brillantes, que en ocasiones pueden contener pigmento y con tendencia al sangrado. Aunque se trata de un tumor que no da metástasis, puede ser peligroso cuando crece cerca de orificios, como los ojos, nariz u orejas.

El carcinoma escamoso cutáneo, por su parte, es un tumor agresivo que suele aparecer en zonas corporales expuestas al sol, y puede diseminarse a los ganglios linfáticos y producir metástasis a otros órganos.

En ambos casos, el principal factor de riesgo es la radiación ultravioleta del sol, aunque también existen otros factores implicados, como los genéticos o la exposición a radiaciones ionizantes (por ejemplo, la radioterapia), entre otros.

En el Centro Dermatológico Dr. Javier Bassas seleccionamos el tratamiento idóneo en función del subtipo histológico tumoral, tiempo de evolución de la lesión, localización, tratamientos previos realizados y características de cada paciente.

Puedes encontrarnos en el Centro Dermatológico Dr. Javier Bassas, en C/ Balmes 24 1º 1ª (Esquina Gran Vía),  o en la consulta del Centro Médico Teknon, en C/ Marquesa de Vilallonga 12.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *