¿Qué es la hiperhidrosis facial y cuáles son sus causas?

De | 27 febrero, 2017

La hiperhidrosis es un exceso de sudoración, superior al normal, que puede afectar a cualquier parte del cuerpo. En el caso de la hiperhidrosis facial, como su propio nombre indica, se trata de un exceso de sudoración en la cara, aunque también puede afectar al cuello y al cuero cabelludo.

A pesar de que, a simple vista, pueda no resultar alarmante, se trata de uno de los problemas que más afectan al estado anímico de los pacientes, ya que interfiere directamente en sus relaciones sociales y laborales.

Para establecer las posibles causas y los síntomas más comunes de la hiperhidrosis facial, a continuación hacemos un breve repaso por las características de esta patología.

Causas de la hiperhidrosis facial

La sudoración es un proceso por el cual el cuerpo regula la temperatura. Cuando el organismo percibe un aumento de temperatura, las glándulas sudoríparas segregan sudor, destinado a enfriar la zona. La hiperhidrosis se produce cuando, a pesar de que el cuerpo no presenta un aumento de temperatura, las glándulas sudoríparas son estimuladas para liberar sudor de forma excesiva.

Entre las posibles causas de la hiperhidrosis facial podemos destacar las ambientales o físicas, aunque las más comunes, y que responden de forma médica a este problema, son las causas genéticas.

Aun así, es imprescindible acudir a un profesional para determinar la causa exacta del exceso de sudor, puesto que puede deberse a otros factores, como el estrés, e incluso otras afecciones médicas.

La hiperhidrosis facial y sus síntomas

El síntoma más visible de la hiperhidrosis facial es el sudor en exceso. Ya sea por el rostro, el cuero cabelludo o el cuello. El sudor se desprende de forma excesiva por toda la zona de la cabeza, llegando a producir gotas que viajan desde la zona más alta hasta el cuello.

Este síntoma provoca en el individuo ciertos problemas en sus relaciones, ya sean laborales o sociales, puesto que tiende a sentir angustia y vergüenza al no poder controlar ni saber explicar el motivo del exceso de sudor.

Para evitar esta consecuencia es importante acudir a un especialista en cuanto tengamos la más mínima sospecha de que podríamos sufrir hiperhidrosis facial. El profesional se encargará de determinar la causa y de diagnosticar, en el caso de que realmente se trate de esta patología, el tratamiento más adecuado.

Si tienes dudas sobre la hiperhidrosis facial y quieres saber más sobre ella, consulta con nuestros profesionales. En el Centro Dermatológico Dr. Javier Bassas te informaremos de todo.

Puedes encontrarnos en el Centro Dermatológico Dr. Javier Bassas, en C/ Balmes 24 1º 1ª (Esquina Gran Vía),  o en la consulta del Centro Médico Teknon, en C/ Marquesa de Vilallonga 12.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *