¿Qué factor de protección solar debo escoger?

por | 14 junio, 2018

El SPF o factor de protección determina el número de veces que el fotoprotector aumenta la resistencia de nuestra piel frente al enrojecimiento previo a la quemadura.

Es decir, un FPS 10 hará que una persona que sin protección presenta enrojecimiento en 20 minutos, se enrojezca en 200 minutos. Hemos de tener en cuenta que esto se realiza en condiciones de laboratorio y en la vida real, factores como el agua, la sudoración, la aplicación de cantidad insuficiente o la mala distribución del producto harán que el grado de protección sea menor.

Se considera un factor UVB bajo por debajo de 10, medio entre 10 y 30, alto entre 30 y 50, y muy alto más de 50 (también llamado 50+).

¿Quieres saber cuál debes escoger?

¡Te lo contamos!

Factor de protección solar según el fototipo

Escogeremos el factor de protección según nuestro fototipo, el tiempo de exposición al sol y si padecemos alguna patología cutánea que nos hace más sensibles a la radiación ultravioleta. El fototipo es la capacidad de cada persona para asimilar la radiación solar y se clasifica en 6 grados.

  • Fototipo I: pieles muy pálidas y ojos azules, que casi siempre se queman y no se broncean. Generalmente son personas pelirrojas.
  • Fototipo II: piel blanca, sensible y delicada, suelen ser de pelo rubio y ojos claros. Al igual que las de fototipo I, difícilmente se broncean, y se queman con facilidad.
  • Fototipo III: es el más común en nuestro entorno; personas con cabellos castaños y pieles intermedias, que enrojecen primero y se broncean tras la exposición al sol.
  • Fototipo IV: pieles oscuras y ojos oscuros que se broncean con rapidez al exponerse al sol directo. Acostumbran a tener el cabello negro.
  • Fototipo V: son pieles más morenas que las del fototipo IV.
  • Fototipo VI: personas de raza negra.

Cuanto menor es el fototipo de piel mayor debe ser el factor de protección o SPF del fotoprotector. Se debe evitar llegar al enrojecimiento de la piel tras la exposición al sol.

Recomendaciones adicionales y medidas generales

Por último, no hay que olvidar una serie de medidas generales además del uso de un buen fotoprotector:

  • Es recomendable mantenerse a la sombra, especialmente durante el mediodía, teniendo en cuenta que las horas con mayor insolación en nuestro país durante el verano, son de 12-17 horas. Las nubes solo ofrecen una protección relativa.
  • En exposiciones prolongadas es aconsejable cubrirse con ropa y utilizar un sombrero de ala ancha que permita mantener cara, cabeza, orejas y cuello a la sombra.
  • Se recomienda usar gafas de sol que protejan tanto de la radiación ultravioleta A como la B.

Por último, recordar que es fundamental extremar las medidas de fotoprotección con los niños, ya que tienen una piel más sensible. De hecho, una gran parte de las radiaciones solares (y por tanto daño solar) que acumulamos a lo largo de la vida las recibimos durante la infancia

Si quieres saber más sobre protección solar, consulta con los profesionales del Centro Dermatológico Dr. Javier Bassas.

Puedes encontrarnos en la Clínica Dermatológica Dr. Javier Bassas, en C/ Balmes 24 1º 1ª (Esquina Gran Vía),  o en la Clínica Teknon, consulta 34, en C/ Marquesa de Vilallonga 12.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *