Revisar tu piel

Lunares, erupciones o otras patologías en la piel se tienen que revisar regularmente.

Todos agradecemos al mes de Abril las temperaturas cálidas que parecen acompañarle y que, con el paso de los meses, se instalarán cada vez con más fuerza. Así, también llega el periodo de cambio de armarios con su consecuente cambio de vestuario, tras el frío invierno que ha mantenido nuestra piel oculta.

Colgamos los abrigos, bufandas y guantes, para empezar a lucir más nuestra piel que siempre nos puede guardar alguna sorpresa. Y es que, no es de extrañar que observemos lunares que han adoptado nuevas formas o que antes no estaban, manchas o alteraciones en nuestra piel.

En este caso, lo mejor es recurrir a un profesional, sin embargo, las revisiones periódicas de la piel son el método perfecto para poder evitar posibles complicaciones futuras el día de mañana. Puede suponer una visita al año, tan sólo unas horas anuales en las casi 9 millones que transcurren en un año.

Nuestra piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo, es nuestra protección ante multitud de agentes externos, es el vestido o el traje que siempre llevamos puesto. Por lo tanto, si llevamos nuestro vestido favorito a la tintorería ¿Cómo no vamos a cuidar de nuestra piel?

Desde Centro Dermatológico Dr. Javier Bassas animamos a la realización de dichas revisiones, os animamos, en definitiva, a darle a la piel la importancia que merece y por ese motivo, cuidarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *