Sequedad vaginal: cuáles son sus causas

por | 16 julio, 2018

sequedad-vaginalLas características de la mucosa vaginal varían a lo largo de la vida de la mujer fundamentalmente influenciadas por los niveles hormonales. La sequedad vaginal puede ocurrir a cualquier edad y suele manifestarse en forma de escozor, picor, incomodidad y en toda la zona vaginal. Esto, a su vez, provoca relaciones sexuales poco placenteras y/o dolorosas (dispareunia) y a la larga puede llegar a ocasionar falta de deseo.

Para que cuentes con toda la información posible sobre la sequedad vaginal, desde la Clínica Dermatológica Dr. Javier Bassas os dejamos algunas respuestas.

Sequedad vaginal y sus características

El origen de la sequedad vaginal suele ser la disminución de los niveles de estrógenos, las hormonas sexuales femeninas responsables, entre otras muchas funciones, de mantener los tejidos de la vagina saludables y lubricados.

Gracias a los estrógenos, el revestimiento de la vagina produce un fluido lubricante que hace la vagina se mantenga humectada e hidratada y que las relaciones sexuales sean más cómodas y agradables.

Cuando hay una disminución de los niveles de estrógenos en el organismo de la mujer, la mucosa vaginal se encoge, se vuelve más gruesa y se reduce este fluido lubricante, provocando sequedad e inflamación en la vagina.

La reducción de los niveles de estrógenos puede deberse a diferentes causas:

  • La llegada del climaterio y la menopausia
  • Medicamentos u hormonas empleadas en el tratamiento de ciertas enfermedades (cáncer de mama, endometriosis, miomas uterinos, infertilidad, acné severo…), así como los anticonceptivos orales.
  • La extirpación de los ovarios
  • Radioterapia en la área pélvica o quimioterapia
  • El estrés prolongado, la depresión o el ejercicio intenso.

También algunas mujeres sufren sequedad vaginal transitoria semanas después de dar a luz o mientras están amamantando, ya que los niveles de estrógeno están más bajos en estos momentos. En estos casos, el paso del tiempo hará que disminuyan molestias como la tirantez y la sequedad.

Asimismo, el tabaco, los tampones y los preservativos pueden causar o empeorar la sequedad vaginal. Además la vagina puede resultar más irritada por el uso de desodorantes perfumados, jabones demasiado agresivos o una higiene excesiva.

¿Por qué hay que prestarle atención?

Cuando aparecen molestias vulvovaginales es necesario hacer un diagnóstico adecuado e identificar las causas. Los síntomas y las molestias derivadas de la sequedad vaginal, cuando se prolongan o se convierten en crónicos, pueden interferir en la calidad de vida de las mujeres y la relación con sus parejas, por ello no se debe pasar por alto. Los ginecólogos y los dermatólogos son los especialistas que conocen mejor esta patología y que pueden determinar sus causas e instaurar el tratamiento más adecuado en cada caso.

Tratamientos para la sequedad vaginal

Los hidratantes vaginales tienen como función simular el flujo vaginal normal, siendo capaces de retener agua y reducir el pH vaginal. De la misma manera, las sustancias lubricantes alivian la sequedad vaginal, reduciendo la irritación, el dolor o las molestias asociadas a las relaciones sexuales.

En los últimos años se están desarrollando tratamientos muy efectivos para rehidratar la mucosa vaginal gracias al efecto humectante del ácido hialurónico. Aplicado de forma tópica o incluso en pequeñas inyecciones de esta molécula puede producir mejorías sustanciales en la sequedad, picor y tirantez, además de mejorar las relaciones sexuales.

Estos procedimientos también están indicados en el caso de atrofia vulvovaginal para devolver la firmeza al pubis, restaurar el volumen de los labios mayores, rehidratar toda la zona y tonificar la piel.

Si quieres saber más sobre la sequedad vaginal, consulta con los profesionales del Centro Dermatológico Dr. Javier Bassas.

Puedes encontrarnos en la Clínica Dermatológica Dr. Javier Bassas, en C/ Balmes 24 1º 1ª (Esquina Gran Vía),  o en la Clínica Teknon, consulta 34, en C/ Marquesa de Vilallonga 12.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *